bizocho_castanas-510x288.jpg

Bizcocho de castaña

Ingredientes para 6 personas

600 gr de castañas

180 gr de harina

180 gr de margarina

100 gr de azúcar

40 gr de mantequilla

¼ l de leche

¼ l de agua

1 vaina de vainilla

3 huevos

2 cucharaditas de levadura

Chocolate fundido

La ralladura de 1 limón

Aceite o mantequilla

Preparación:

Lo primero que haremos será coger un recipiente en el que pondremos la margarina y podamos fundir en el microondas (si lo preferimos al baño maría). Una vez este lo suficiente deshecho como para poder batirlo, metemos en el mismo bol la harina, los 3 huevos, las 2 cucharaditas de levadura y la ralladura de limón.

Una vez tengamos esta masa, untaremos un molde con aceite o mantequilla (yo prefiero mantequilla porque se controla mejor). Forraremos la superficie de este con papel de hornear y volveremos a engrasar el papel ahora.

Solo nos quedará meter la mezcla hecha y homogénea en el molde y lo metemos el horno, que estará precalentado a una temperatura media, unos 180-190ºC. Permaneciendo ahí unos 30 minutos.

Pasado ese tiempo, lo sacamos ya convertido en bizcocho, dejamos reposar y enfriar unos 3 minutos y desmontamos sobre rejilla, para que se enfríe también fuera del molde.

Ahora nos tocará hacer el relleno. Para esto lo primero que haremos es cocer las castañas en un cazo con agua hirviendo a fuego suave. Cuando veamos que ya están, las escurrimos y las pelamos, con cuidado de no quemarnos. Vamos echándolas peladas en una cacerola con ¼ l de agua, el otro ¼ de leche y la vainilla, ponemos el fuego y cocemos todo junto durante 10 minutos.

Pasado este tiempo, cogemos el chino y trituramos todo, removiendo bien el resultado. Ya fuera del fuego agregamos la mantequilla removiendo bien evitando los grumos hasta que quede bien homogéneo el contenido.

Cogemos el bizcocho y lo rebanamos en tres pisos, por lo cual solo dos cortes. Cubrimos los tres pisos con la crema de castañas y los unimos y montamos.

Ahora solo nos quedara fundir el chocolate para hacer la capa final. Terminamos decorando a nuestro gusto con azúcar glas, frutas rojas o algunos frutos secos que haga más apetitoso el postre y más vistoso.

Para conservarlo en las mejores condiciones:

Este postre puede durar hasta un par de días en un envase térmico en el frigorífico. El bizcocho puede durar hasta 3 meses congelado, pero siempre y cuando se conserve o la masa sin cocinar o el bizcocho sin ninguna clase de relleno.