bizcocho-de-mascarpone-1000x288.jpg

Bizcocho de mascarpone y naranja

Lo cierto es que esto que te ofrezco aquí, más que una receta al uso, del tipo de las que se apuntaban nuestras madres en cualquier papel que luego se guardaban donde se les ocurría y sólo lo encontraban cando no lo estaban buscando… Más que una receta, digo, es la mezcla de varias, pero el resultado es espectacular:

Ingredientes:

Para doce raciones, vamos a necesitar:

Cuatro huevos

Ciento cincuenta mililitros de zumo de naranja

Un cuarto de kilo de queso Mascarpone

Doscientos gramos de harina

Cien gramos de azúcar

Cien mililitros de aceite de girasol

Un sobre de levadura pastelera

Sal

Dos cucharadas de mermelada de naranja

Azúcar glass

Preparación:

Comenzamos por montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal y dejarlas reposar. Mientras reposan las claras, en un otro bol, mezclamos las yemas y el azúcar ayudados de una varilla y les vamos añadiendo el aceite, la mermelada y el zumo de naranja. Una vez bien mezclado, añade la harina tamizada a la que le habrás mezclado el sobre de levadura. Mueve toda la mezcla con una espátula.

¿Dónde has dejado las claras a punto de nieve? Tómalas y añádelas a la mezcla con movimientos envolventes, de modo que la masa se oxigene, lo que dejará el bizcocho más esponjoso.

Coloca la mezcla en un molde untado de mantequilla y hornéalo todo a ciento ochenta grados durante cuarenta minutos o hasta que, cuando pinches el bizcocho con un chuchillo, este salga limpio.

Una vez frío, desmolda y decora el bizcocho a tu gusto. Una buena forma es espolvorear por encima azúcar glass. Ahora, mira el reloj: si has tardado más de una hora es que has ido con mucha calma. Claro que, la forma rápida de preparar este postre es usando el Thermomix:

Echa en el vaso la harina y la levadura. Dale unos toques de “turbo” para tamizarlas. Pon la mezcla a reposar aparte. Coloca la mariposa con el vaso limpio, monta las claras (velocidad 4) y déjalas reservadas.

Ahora, sin lavar el vaso, añade el queso el azúcar, las yemas y la mermelada. Remuévelo medio minuto a velocidad tres. Añade el aceite junto con el zumo y sigue mezclando durante quince segundos a la misma velocidad.

Finalmente, incorpora la harina y ponlo veinte segundos a velocidad dos. Colócalo todo en un bol e incorpora las claras como habrías hecho de realizar la receta a mano. El horno y la decoración son idénticos se elabore como se elabore este bizcocho.