Bocaditos-de-nata-y-trufa-1-600x288.gif

Bocaditos de nata y trufa

Ingredientes para 4 personas:

125 gr de harina

125 gr de azúcar

4 o 5 huevos

1 ¼ l de agua

80 gr de mantequilla

Azúcar glas

Nata

Trufa

Aceite

Una pizca de sal

Preparación:

Para empezar cogeremos un cazo, lo llenamos de agua y lo ponemos al fuego. Antes de que empiece a hervir le añadimos la mantequilla y una pizca de sal. Una vez que rompa a hervir será el momento de añadirle la harina de un solo golpe y comenzaremos a remover enérgicamente para mezclar bien la masa. Es importante usar una espátula de plástico. Sabremos el momento en el que parar, pues la masa se ligara y dejara de pegarse en las paredes creando una bola en el centro.

Quitamos del fuego y apagamos. Sera el momento de irle añadiendo a la masa los huevos, uno a uno. No añadiremos el siguiente hasta que el anterior no esté completamente ligado a la masa. Una vez hayamos acabado y esté completamente mezclada la masa, la introducimos en una manga pastelera.

El siguiente paso será preparar una bandeja del horno, esto se hace untándole algo de aceite para evitar que la masa se pegue. Podemos a la vez ir precalentando el horno para que llegado el momento este ya caliente. La temperatura será de unos 220ºC.

Una vez tenemos la bandeja del horno preparada, con la ayuda de la manga pastelera, iremos echando la masa, formando pequeños montones, sin olvidar dejar una separación mínimo entre unos y otros para que no se peguen. Recuerda no hacerlos tampoco muy grandes, pues esta masa al cocer tiende a crecer.

Metemos la bandeja en el horno ya precalentado y bajamos la temperatura a 200-210ºC. El tiempo de cocción será de unos 20, 25 minutos aproximadamente. Una vez pase este tiempo, retiraremos la bandeja y dejaremos enfriar a temperatura ambiente.

Una vez fríos y que podamos manipularlos, los cogemos uno a uno y abrimos en sentido horizontal, rellenándolos de nata y trufa, según prefiramos, con la ayuda de una manga pastelera. Y vamos colocando en la bandeja donde los serviremos. Por último espolvorearemos un poco de azúcar glas a cada uno de ellos. Listos para servir.

Consejos:

Estos bocaditos se hacen con nata habitualmente. Puedes utilizar tanto nata montada casera como una de spray, si no tienes tiempo.

Si lo prefieres puedes cambiar el azúcar glas por un poco de almimbar casero, lo cual le dará brillo. O utilizar ambos. Según prefieras.