churros-rellenos-849x288.jpg

Churros rellenos de chocolate y crema

En invierno no hay nada tan reconfortante como una merienda a base de chocolate con churros. Pero ¿te imaginas poder disfrutar de un todo en uno? Unos deliciosos churros rellenos de delicioso chocolate.

O crema pastelera para quienes prefieren este sabor. Aunque ¿por qué escoger? ¿Por qué no hacer churros rellenos de chocolate y crema y quedarnos, ahora sin, con todo en uno?

churros rellenos

Una receta muy sencilla, que será la delicia de toda la familia sin duda alguna. Si se le quiere dar un toque final diferente, se puede realizar un chocolate de cobertura y cubrir la mitad del churro con ella realizando todo el relleno con crema.

Ingredientes

Para los churros

– 1 taza de agua

– 1 taza de harina

– 1 pizca de sal

– 1 cucharada de mantequilla

– Aceite de oliva

– Azúcar para espolvorear si no se cubren de chocolate.

Se pueden utilizar opcionalmente dos o tres cápsulas de cardamomo. Tendríamos que machacar en un mortero las semillas de su interior y se añadirían en la masa. Este les dará un gusto más parecido a los donuts, ideal para este postre que se escapa un poco de los churros clásicos.

Para la crema pastelera

– 1 cucharada rasa de maicena

– 1 yema de huevo pequeña

– 300ml de leche entera

–  2 cucharadas de azúcar

– Canela molida

– Corteza de limón

Chocolate a la taza

Se prepara una taza de chocolate a la taza según las instrucciones que vengan en el envase del chocolate que compremos. Es preferible hacerlo un poco más espeso de lo indicado.

Elaboración de la receta

Se pone el agua para la masa de los churros a hervir junto a la sal, cuándo comience la ebullición se retira del fuego y se añaden la mantequilla y la harina inmediatamente, toda junta. Se revuelve con una espátula de palo hasta que no queden grumos y cubrimos la masa con un paño hasta que se temple.

Mientras enfría podemos cocinar la crema pastelera. En un cuenco ponemos un poco de leche y la maicena para disolverlo poco a poco. Mientras calentamos el resto de la leche en un cazo junto a la canela y la piel de limón.

En un recipiente a parte ponemos la yema de huevo con el azúcar y lo batimos. Cuándo esté bien mezclado lo juntamos con la maicena y lo ponemos todo a cocer con el resto de la leche a fuego lento.

Vamos a notar como poco a poco espesa. Cuándo haya alcanzado el punto justo lo retiramos del fuego y dejamos que enfríe.

Ponemos la masa de los churros en una churrera y los vamos friendo hasta que estén ligeramente dorados.

Debemos de utilizar dos biberones de cocina con boquilla metálica larga para rellenar. En uno pondremos el chocolate y en otro la crema pastelera. Se introduce la boquilla más o menos hasta la mitad del churro por un lado y se rellena con crema. Por el otro lado hacemos lo mismo con el chocolate.

Espolvoreamos los churros con azúcar y… ¡ a disfrutarlos!