Helado-chocolate.jpg

Helado de chocolate

El chocolate es uno de los sabores más tradicionales del helado. Es la estrella de cualquier fiesta y los niños y mayores lo adoran.

Combina prácticamente con toda clase de postres, así que se usa para acompañar brownies, tortitas, pastas, bizcochos, etc.

En helado, además de su sabor intenso, disfrutamos de la textura suave y delicada del chocolate derritiéndose en nuestro paladar. Un verdadero placer que podemos disfrutar con poco esfuerzo.

Ingredientes para 4 personas

100 gr de chocolate negro

300 ml de leche

200 ml de nata

2 huevos

150 gr de azúcar

Utensilios

Cazo para fundir el chocolate

Cuchara de madera

Platos

Varillas de batir huevos

Batidora para montar la nata

Heladora o congelador

Preparación

En un cazo pondremos el chocolate junto a la leche y lo calentaremos a fuego lento hasta que se funda el chocolate mientras le damos vueltas para que no pegue la leche al cazo. Lo echamos en un bol y lo vamos dejando enfriar.

Batimos mientras los huevos con el azúcar, lo añadimos a la mezcla anterior y lo dejamos enfriar bien.

Una vez que esté enfriado, montamos la nata a punto de nieve. Si disponemos de una batidora de varillas será más fácil de montar, si no, tendremos que tener la paciencia de hacerlo manualmente.

Cuando ya tengamos la nata a punto de nieve, esponjosa y deliciosa, le vamos incorporando lentamente la mezcla anterior ya fría.

Deberemos hacerlo con movimientos envolventes de arriba abajo, ya que se trata de texturas diferentes y si lo removemos de forma normal la nata se bajará y habremos perdido el punto de nieve.

Ha llegado el momento de cuajar la mezcla para obtener el helado.

Si disponemos de heladora simplemente deberemos colocar la mezcla dentro y dejarla cuajar.

En el congelador sin cristalización

Si no disponemos de heladora deberemos meter la mezcla en el congelador y en 3 o 4 horas estará lista para tomar.

En este caso no necesitaremos estar pendientes de la cristalización, porque al tener nata, el punto de congelación es más elevado que el del agua, por lo que no se producirán los cristales de hielo y no deberemos estar sacando el helado para batirlo

Servir el helado en vasitos. Si queremos que el helado dure más en los vasos sin derretirse deberemos meterlos una hora en el congelador.

Consejos

Acompañar el helado con unas lenguas de gato o con una mermelada al gusto.

El chocolate se puede sustituir por chocolate con leche o blanco.

Se puede conservar 5 días en el congelador.