filloas-002-e1368884060347.jpg

Las filloas: El postre de origen gallego estrella de cualquier sobremesa

La filloa es un postre dulce que dispone de numerosos nombres propios en atención a la zona donde nos encontremos, así destacan follado, filloa, feixó… Es una creación de extraordinario sabor que se puede elaborar de modos muy distintos y combinar, con gran éxito,  con  miel, chocolate o nata.

En su elaboración tradicional se emplea una piedra especialmente indicada para tal fin que ha de ser plana y tener gran calor interno para poder colocar sobre ella, con ayuda de un cucharón la mezcla previamente elaborada. Si no se dispone de ella es suficiente con una sartén a fuego fuerte cubierta de una ligera capa de tocino para cada una de las que se realizan.

Ingredientes:

Para realizar la masa necesaria es preciso contar con leche entera,

alrededor de 400 ml, 3 huevos,

200 gramos de harina de repostería,

una jarra de agua tibia,

sal,

un trozo de tocino

azúcar

Preparación

En un bol se depositan los huevos, la leche, el agua, una pizca de sal y una abundante cucharada de azúcar.

Con ayuda de una varilla de repostería removemos hasta evitar que quede ningún grumo, es preferible optar por este instrumento de cocina y no por la batidora por la textura que genera, mucho más agradable al paladar.

Al finalizar es muy importante que la masa repose en un lugar fresco un período mínimo de una hora.

Transcurrido este tiempo habrá que poner la sartén a fuego fuerte y tener especial cuidado con él. Con el bol próxima a la misma con un cucharón lleno se deposita nuestra masa, o el llamado propiamente “amoado” en la sartén, no sin antes haber pasado por ella un trozo de tocino, en sólo unos minutos habrá que darle la vuelta con ayuda de los dedos y de un tenedor, esta es, quizás, la parte con mayor dificultad por el riesgo que puede suponer si no se presta atención a la tarea y no se hace de un modo adecuado.

Para tener éxito en el proceso se recomienda emplear el cucharón de un modo circular, así se abarcará la totalidad de la superficie de la sartén.

Modos de degustarlas y presentación:

Cada vez que se vaya sacando una de las filloas es preciso rociarlas con una pizca de azúcar e ir depositándolas unas sobre las otras. Posteriormente pueden acompañarse de todo tipo de elementos, de acuerdo con los gustos personales.

Espero que esta deliciosa receta os encante!!