Mandarinas.jpg

Mandarinas

Las mandarinas es un fruto de la gama de los cítricos, siendo su sabor un poco más suave, sin excluir su gran cantidad de vitamina C, flavonoides y aceites esenciales que a todos nos gusta. En este post os daremos algunas recetas sencillas, estupendas y con muchas propiedades.

Bizcocho de Mandarinas

Ingredientes:

4 Mandarinas

Edulcorante liquido

300 gr. de Harina con levadura

3 Huevos

1 Cucharadita de polvo para hornear

¼ Vaso de aceite

Preparación:

Primero que nada tienes que lavar muy bien las mandarinas (si tienes que utilizar un estropajo, utilízalo) pártelas en gajos con su piel y extrae todas las semilla, coges el vaso de la batidora y colocas en ella las mandarinas con su piel y una cucharada de edulcorante líquido y tritura a toda velocidad, ve agregando poco a poco el aceite, mientras sigues triturando, tiene que quedar una masa cremosa y homogénea.

Coges un bol y coloca en él esté preparado, agrégale la harina y el polvo para hornear y amasa un poco. Coges un molde para hornos y lo engrasas con un poco de aceite y también lo enharinas, agrega la mezcla y lo metes al horno durante unos 50 minutos a temperatura moderada, vigílalo y pínchalo de vez en cuando para saber si ya está listo.

Flan de Mandarina

Ingredientes:

6 Mandarinas

3 Cucharadas de azúcar

1 Bote de leche condensada mediano

3 Huevos

1 Vaso de nata liquida

½ Litro de leche

½ Vaso de licor de mandarina

1 Cucharadita de zumo de limón

2 Sobres de caramelo líquido

1 Barra de pan

Preparación:

Primero que nada cogemos un bol profundo y le agregamos la leche, el pan previamente partido en trozos, y 1 ½ cucharadas de azúcar, hay que dejar que absorba y se reblandezca, reservar.

Pela las mandarinas y con un exprimidor de zumos manual o eléctrico, extraes el jugo, coge el vaso de la batidora y pones el azúcar restante, el zumo de las mandarinas, el licor, los huevos, el pan, ½ bote de leche condensada, la cucharadita del limón y trituras a toda velocidad, procurando que este todo bien unido, mientras se tritura esta mezcla ve agregando poco a poco la nata, procura que este homogéneo y cremoso.

Coges una flanera y viertes en el fondo el caramelo líquido, agregas la mezcla hasta la mitad y lo introduces en el horno a 180º durante unos 70 minutos. Vigila de vez en cuando y cuando ya esté listo retíralo del horno y déjalo enfriar a temperatura ambiente. Puedes desmoldarlo y decorarlo a tu gusto, por ejemplo con nata batida. ¡¡Súper Rico!!