6279669364_e482f343ee_m.jpg

Receta de merengues de avellana

Merengues de avellana

Aunque el chocolate suele ser el protagonista de multitud de postres, hoy quiero enseñarte algo un poco diferente donde los frutos secos son unos de los ingredientes principales.

Es el caso de los merengues de avellana, unos dulces exquisitos para los comensales más dulces que quieran disfrutar de un rico postre sin chocolate

aprovechando las diversas propiedades de las avellanas. ¡Así que ponte un delantal y prepárate para elaborar estos ricos merengues de avellana!

Ingredientes: 2 claras de huevo, 70 gramos de azúcar glas, una pizca de sal y una cucharada de avellanas picadas.

Preparación: en primer lugar, pondremos a calentar el horno a 120 grados para que esté preparado cuando tengamos listos todos los ingredientes.

Después, cogeremos una ensaladera o un cuenco similar e introduciremos las claras de huevo y la sal.

Acto seguido, montaremos las claras con la ayuda de un batidor hasta que alcancen el punto de nieve y, cuando estén esponjosas, les iremos añadiendo, muy poco a poco, el azúcar glas hasta que todo se convierta en una masa esponjosa y brillante.

El siguiente paso será formar los merengues. Para ello, pondremos un papel de hornear sobre la bandeja del horno y colocaremos una cucharada del merengue que acabamos de preparar sobre él dejando algo de espacio entre uno y otro. Una vez que la bandeja esté llena, pondremos una pequeña cantidad de avellanas picadas sobre cada uno de los montaditos.

¡Ya tienes casi listos tus merengues de avellana! Ahora solo nos falta introducirlos en el horno durante diez minutos y, pasado este tiempo, bajar la temperatura a 90 grados durante dos horas más. Transcurrido este tiempo, apagaremos el horno y dejaremos que los merengues permanezcan dentro durante una hora más y, antes de consumirlos, los dejaremos enfriar un rato. ¡A disfrutar de este dulce postre!