tarta-albaricoque-349x288.jpg

Tarta de albaricoque al marsala

Ingredientes para 4 personas:

700 gr de albaricoques

60 gr de azúcar

1 dl de marsala

1 limón

3 hojas de gelatina

2 huevos

3 cucharadas de mermelada de albaricoque

cucharada de almendras fileteadas

100 gr de nata montada

Ingredientes para la masa:

120 gr de harina

75 gr de mantequilla

60 gr de azúcar

3 huevos

1 cucharadita de levadura

Preparación:

Antes de nada, empezaremos a tamizar tanto la harina como la levadura, mezclándolas entre sí. Romperemos los huevos y separaremos las yemas de las claras.

Las yemas las batiremos mezclándolas con azúcar hasta que la mezcla tenga una consistencia cremosa. Por otro lado, empezaremos a batir las claras hasta dejarlas a punto de nieve. Una vez estén listas, añadiremos tanto las claras como las yemas a la harina, removiéndolo todo hasta hacer una pasta suave.

Empezamos a preparar el molde, como siempre, engrasamos primero las paredes y luego forramos la base. Para este caso usaremos un molde desmontable de unos 24 cm de diámetro. Echaremos la masa en él y lo meteremos al horno a una temperatura de 180ºC durante unos 50 minutos. No debemos olvidar, hacia la mitad de la cocción, tapar el bizcocho con papel de aluminio.

Transcurrido este tiempo, sacamos el bizcocho obtenido del horno. Dejamos enfriar 5 minutos y lo desmontamos.

Mientras se enfría más, cogeremos un cazo con agua fría, unos 3 dl, y echaremos las hojas de gelatina.

Aprovecharemos todo el limón, primero exprimiendo todo su zumo y después rallando toda su piel. Lavamos los albaricoques, dividiremos la cantidad para conseguir unos 300 gr. Cortarlos en láminas y el resto escaldarlos, pelándolos y partiéndolos por la mitad.

Los albaricoques, en rodajas, los reservaremos. Mientras absorben el sabor de 5 cucharadas de zumo de limón.

Volvemos a batir 2 yemas de huevo con unos 60 g de azúcar, hasta conseguir una crema de color claro y cremosa. Calentamos el marsala y disolvemos en él la gelatina escurrida y mezclamos la crema de las yemas junto a él. Dejamos enfriar la mezcla en el frigorífico unos 10 minutos.

Las claras de los huevos las batiremos de nuevo hasta dejarlas a punto de nieve. Mezclamos el resultado de los dos huevos y le añadimos además la nata montada, las rodajas de albaricoque y una cucharadita de ralladura de limón.

Poner el bizcocho en una fuente y montar encima el molde; cubrir con la mermelada de albaricoque y dejar en el frigo unas 3 horas.

Cubrir la tarta con las mitades de albaricoque y la mermelada. Desmontar y espolvorear las almendras laminadas.