Plum-Cakes-limon-400x400-300x300.jpg

Tarta de café y pasas al ron

Se trata de una tarta no apta para niños, no solo por los ingredientes, sino porque aunque usaras aromas no les gustaría el sabor fuerte del café ni del ron. Pero para paladares con más años es un manjar que vamos a disfrutar con los cinco sentidos.

Recomiendo que para hacer la tarta usemos ron tostado, con más cuerpo y un sabor más añejo y bueno que el ron blanco. Se apreciará la diferencia en la tarta. Las pasas es bueno hidratarlas durante un par de horas, puedes hacerlo en el mismo licor para que cojan el gusto a él y se empapen con la esencia.

 

Ingredientes de la tarta de café y pasas al ron

Ingredientes del bizcocho base

6 huevos

6 cucharadas rasas de azúcar

6 cucharadas soperas de azúcar

1 limón

1 cucharadita de levadura en polvo

1 cucharadita de mantequilla

Resto de la tarta

2 huevos

200 grs. de mantequilla

200 grs de azúcar

2 cucharadas de café instantáneo

Un chupito de ron

100 de almendras tostadas

50 grs. de pasas

Canela en rama

Preparación de la tarta de café y pasas al ron

Preparación del bizcocho base

Es fundamental para que el bizcocho salga muy esponjoso respetar dos normas: subir las claras a punto de nieve y unirla al resto de los ingredientes previamente mezclados. Para casar las claras con el resto de los ingredientes debemos de utilizar movimientos suaves envolventes y nunca revolver, para evitar que se baje el punto de nieve. Esto le aporta a la mezcla oxígeno, que la convertirá en un bizcocho esponjoso.

El segundo truco está en no abrir el horno durante los 15 primeros minutos de cocción, luego hazlo si necesitas comprobar pero cuántas menos veces mejor. De ese modo subirá y no se amazotará.

Prepararemos en bizcocho en un molde alargado de silicona para evitar que se pegue. Si el que tenemos es metálico entonces debemos de engrasarlo.

Preparación del resto de la tarta

Lo primero que haremos será preparar un jarabe con el azúcar, seis cucharadas de agua y la canela. Para eso lo calentaremos todo a fuego medio revolviendo con una cuchara de palo. Se hace hasta que al levantar la cuchara se formen hilos. Reservamos.

Separamos las yemas de las claras y batimos las claras a punto de nieve. Las yemas las mezclamos con el azúcar batiendo hasta obtener una mezcla espumosa. Añadimos una clara y reservamos la otra. También añadiremos el ron y las pasas. Por último el café, revolviendo bien para evitar grumos.

Partimos el bizcocho en dos capas y vertemos la mitad del almíbar sobre la capa de abajo, rellenamos con la mitad de la crema de café y tapamos, cubriendo con el almíbar restante la capa de arriba. Usamos el resto de la crema para cubrir totalmente el bizcocho con ayuda de una espátula y lo adornamos con la clara a punto de nieve. Se deja enfriar hasta el día siguiente.