Tarta-chocolate-caramelo-y-merengue-2.jpg

Tarta de chocolate, caramelo y merengue

La dulzura del merengue es tan tradicional que hasta se usa como piropo: “eres tan dulce como un merengue”.

Las formas que le podemos dar al merengue para decorar pasteles y tartas sólo tienen los límites de nuestra imaginación.

Espirales, cúpulas, rosas, coberturas, pequeños detalles para contrastar con el color del fondo. Todo lo que nos imaginemos podremos plasmarlo con el merengue.

Ingredientes para 4 personas

Bizcocho

135 gr de chocolate fondant

80 gr de mantequilla

1 cucharada de café soluble

165 gr de azúcar

2 huevos

130 gr de harina

1/2 cucharita de levadura

300 ml de dulce de leche

Canela o cacao

Merengue

3 claras

90 gr de azúcar

Utensilios

Molde

Boles

Cucharas de palo

Cazo

Tenedor

Platos

Aguja de punto

Varillas o brazo con varillas

Paleta para extender

Manga pastelera

Horno

Preparación

Bizcocho: Primero prepararemos el molde, engrasándolo y enharinándolo un poco para evitar que el bizcocho se pegue al molde. Si usamos moldes de silicona no hace falta porque desmoldan muy bien y no se pegan.

También iremos precalentando el horno a 160º.

En un bol mezclaremos la harina con la levadura y el café. Removiendo bien para que la levadura se mezcle lo mejor posible.

Después podremos un cazo a fuego lento y derretiremos el chocolate con la mantequilla.

Una vez que tengamos derretido el chocolate, batiremos los huevos y el azúcar y le añadimos el chocolate y la mezcla de harina, levadura y café.

Lo mezclaremos todo muy bien y lo verteremos en el molde engrasado y enharinado.

Hornearemos el bizcocho durante 25 minutos en el horno precalentado a 160º y lo dejaremos enfriar.

Para saber si está hecho deberemos pincharlo con una aguja de hacer punto y deberá salir limpia.

Una vez que la tarta esté fría, untaremos el bizcocho con el dulce de leche y lo decoraremos con el merengue.

Por último espolvorearemos un poquito de canela o cacao por encima del merengue para darle un toque tostado.

Deberemos servir la tarta fría.

Merengue: Montaremos las claras a punto de nieve. Si tenemos un brazo con varillas será más rápido y salen más uniformes.

Incorporaremos el azúcar y continuaremos batiendo la mezcla hasta obtener un merengue liso y brillante. Entonces lo colocaremos en una manga pastelera y decoraremos la tarta.

Consejos

Hacer el bizcocho de chocolate la víspera: se concentran mucho más los sabores.

A la masa de la tarta se pueden incorporar nueces, pistachos, avellanas, o cualquier otro ingrediente que nos guste como pasas, trozos de fruta

Se conserva 2 días en nevera y 3 meses en congelador.