Tarta-de-pera-503x288.jpg

Tarta de pera

Ingredientes

1 racimo de uvas

3 cucharadas de azúcar

4 cucharadas de mermelada de albaricoque

1 limón

Pasta quebrada:

150 gr de harina

90 gr de mantequilla

1 yema

1 cucharadita de azúcar, una pizca de sal

Preparación:

Empezaremos preparando la masa para hacer la pasta quebrada. Para ello colocaremos harina sobre la superficie de trabajo, creando un pequeño volcán, con hoyo y todo, Dentro del echaremos trocitos de mantequilla, la yema separada de un huevo, sal y 3 cucharadas de agua templada.

Con las manos, empezamos a mezclar y empezamos a trabajarla, amasando hasta obtener una pasta fina y homogénea que este bien ligada. Una vez este así formaremos una bola y la dejaremos reposar unos 30 minutos, cubriéndola con un paño limpio.

Pasado este tiempo ponemos un poco de harina en la superficie de trabajo y ponemos la bola de masa quebrada. Con un rodillo empezamos a extender la masa hasta dejarla en un espesor de medio centímetro de grosor. La ponemos sobre el molde de tartas y la adaptamos.

La metemos en el horno a una temperatura de unos 180ºC y dejamos que se gratine durante unos minutos. Lo sacamos y reservamos.

Preparamos un almíbar con una mezcla de agua, azúcar y un chorrito de zumo de limón. Lo metemos en un cazo y ponemos al fuego dejándolo espesar y reducir un poco. Quitamos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Empezaremos pelar las peras, las partimos por la mitad quitándoles el corazón junto con las pepitas y cortamos en rodajas finas. Cogemos la masa quebrada aun en el molde y colocamos los trozos de pera y encima extendemos una fina de mermelada de albaricoque.

Volvemos a meter en el horno durante unos 30-40 minutos, observando que no se queme, hasta que quede totalmente cocida.

Sugerencias:

Existen varias formas para hacer esta receta, quizás esta sea la más sencilla, aunque las otras son igual de valida. La receta mejora se le añade antes de las peras un relleno de crema pastelera. Otra forma de hacer el relleno puede ser con una magdalenas o bizcochos desmenuzados y rehogadas con unas gotas de cointreau o cualquier otra bebida como ron.

En este caso, esta receta permite que la pera pueda ser modificada por cualquier tipo de fruta de temporada, como manzanas, plátanos, piña o uvas. Así que se puede aprovechar para elaborar tartas en cualquier época del año.