images-121.jpg

Panecillos variados

El pan es un alimento fundamental en nuestra dieta. Pero por desgracia el que compramos en muchas tiendas tiene poco que ver con el alimento sencillo y básico original y es recargado con todo tipo de grasas y mantequillas de poca calidad que le aportan calorías innecesarias.

Si tienes una comida en casa, o simplemente por el placer personal de disfrutar el sabor de siempre, hacer el pan en casa es un detalle que sorprenderá gratamente a tus invitados. Si además lo haces en forma de pequeños panecillos con diferentes aliños, quizás la comida pase desapercibida. A mi me ha pasado que tras probar el pan casero me han pedido que la próxima vez me limite al pan con algo de picoteo para poder saborearlo mejor.

Ingredientes de los panecillos variados

Para hacer pan es bueno tener algo de masa madre. Normalmente no la vamos a tener en casa a no ser que estemos acostumbrados a hacer el pan de forma habitual, pero podemos comprar una poca en una panadería con horno. Si la consigues no tendrás que prepararla, ya que un trozo de esta masa hará las funciones de la misma. Pero si no la consigues aquí va la receta para hacerla rápidamente, aunque ya aviso de que no es exactamente lo mismo.

Ingredientes para hacer masa madre:

2 cucharaditas de levadura seca de panadería

325 mililitros de agua

250 gramosde harina de fuerza

Lo mezclas todo con cuidado y lo guardas en un frasco de cristal cubierto por un paño en la nevera. Dos días.

Ingredientes para el pan:

La masa madre

1 cucharadita de levadura seca de panadería

50 gramosde harina de centeno

325 gramosde harina de fuerza

200 mililitros de agua

1,5 cucharadita de sal

Ingredientes para las variedades:

Ajo en trozos

Bacon en tacos

Chorizo en tacos

Sésamo

Cebolla en polvo

Pasas

Preparación de los panecillos

Mezcla las harinas y la sal y haz un huequito en medio. Pon ahí la masa madre y la levadura de horno disuelta en un poco agua y comienza a amasar. Añade el agua lentamente, no te preocupes si necesita más, la masa te la pedirá. Procura amasar sobre una superficie cubierta con harina y un poco de aceite.

La masa debe de estar muy trabajada, al menos 15 minutos. No se debe de pegar en los dedos para considerar que está lista. Se pone en un recipiente y se deja levedar al menos dos horas. Yo prefiero dejarla toda la noche en la nevera, otros prefieren hacerlo en el horno. Lo precalientan a poca temperatura y lo apagan antes de meter la masa para que suba más rápido.

Una vez fermentada la masa volvemos a trabajarla unos minutos y la cortamos en pedacitos pequeños. Les damos forma de barrita o redonda y entonces añadimos los ingredientes: a unos les pondremos pasas, a otros cebolla, otros ajo, sésamo o chorizo. Se les hace un par de cortes y se ponen sobre la bandeja del horno cubierta con papel de hornear. Sepáralos un poco porque aumentarán de tamaño y si los juntas demasiado se quedarán pegados. Si es necesario hazlo en dos tandas.

Se deja cocer a 220 grados más o menos 50 minutos. Mira el color de la masa y según te guste más blanco o más cocido, lo dejarás unos minutos más o menos. Aunque caliente es muy tentador, el pan puede resultar muy indigesto si no se deja enfriar.