MAZAPANES-600x288.jpg

Mazapanes

Hoy nos vamos a dar el gusto de preparar un postre típico de estas fechas: los mazapanes. De este modo, si quieres tener un postre navideño y casero que no se reduzca a cortar la piña en rodajas, toma buena nota de lo que aquí voy a explicarte.

Ingredientes:

Para una cantidad veinticinco o treinta unidades, vas a necesitar trescientos gramos de almendra molida; doscientos de azúcar; media copa de anís (si te apetece llénala entera y te bebes media: seguro cocinas con más alegría); otra media copa de agua de azahar; un vaso de agua; una yema de huevo batida, que luego usarás para pintar; y azúcar glass para los moldes.

Una vez que lo tenemos todo dispuesto, vamos con la elaboración.

Preparación:

Vas a empezar preparando el almíbar, para lo que pondrás a hervir el agua en un cazo y le añadirás el azúcar, el licor de anís, del que reservarás un poco para pintar, y el agua de azahar. Deja que se funda, sin remover, el azúcar durante unos cinco minutos.

Cuando el almíbar esté a punto de hebra fina (al final de la receta veremos qué es eso), lo incorporas a un bol en el que habrás puesto las almendras molidas y lo mezclas bien. Entonces, estiras la mezcla que te queda sobre una superficie lisa y la amasas durante unos diez minutos, hasta que la masa quede homogénea. Envuélvela en papel de cocina transparente y déjala reposar en la nevera media hora.

Ya casi lo tienes. Espolvorea con azúcar glass unos moldes bonitos, de esos que tienes en algún lado y rellénalos con la masa. Espolvoréalos de nuevo y desmolda el resultado. Despacio, con mucho cuidado. Eso es.

Coloca los mazapanes en la bandeja del horno y píntalos con la yema del huevo batida junto con el chorrito de anís que has reservado (porque lo has reservado, ¿verdad?). Introduce la bandeja en el grill y hornea los dulces durante un par de minutos, lo justo para que queden dorados. Cuando pierdan temperatura, sírvelos.

Hablábamos hace unos párrafos de que el almíbar esté a punto de hebra fina ¿Cómo saber cuándo lo está? Sencillo: retira del cazo la punta de una cucharilla de café del almíbar y ponte esa gotita entre el pulgar y el índice. Separa y junta varias veces ambos dedos. Sí ha llegado el momento, se te quedará entre los dedos un hilo. Como se trata de que el almíbar esté a punto de hebra fina, el filamento ha de ser fino y quebradizo.

Recuerda:

Trecientos gramos de almendra molida

Doscientos gramos de azúcar

Media copita de licor de anís

Media copita de agua de azahar

Un vaso de agua

Una yema de huevo batida

Azúcar glass

En menos de una hora habrás preparado un delicioso y fácil postre.