2301417965_c8f85785ce-500x288.jpg

Mousse de California

Las mousses son consideradas unos de los postres más ricos y populares de origen francés. Se trata de un preparado espumoso y esponjoso. Algo que es gracias a que las claras de los huevos son montadas previamente antes de añadirlas a la mezcla, dejándolas al punto de nieve.

Las más conocidas son las de chocolate, en este caso hemos querido ir más allá preparando una versión de chocolate puro conocida como Mousse de California, la que da al rico postre un gusto más amargo, que lo convierte de inmediato de un plato exquisito para adultos.

Ingredientes para 6 personas:

3 huevos

1 naranja

75 gr de chocolate puro o negro

75 gr de azúcar en polvo

Preparación:

Empezaremos por fundir el chocolate, para ello lo trocearemos y lo pondremos en una cacerola con dos cucharadas soperas de agua. Pondremos a fuego muy lento removiendo sin cesar con una cuchara de madera o paletina de plástico hasta que quede una crema sin grumos y suave.

Retiramos la cacerola del fuego.

Cogemos los 3 huevos y separamos las yemas, haciendo que las claras se queden en un bol para utilizarlas luego. Las yemas las introducimos a la cacerola de chocolate, con cuidado de que no se haya enfriado. Si es así lo calentaremos otra vez. Continuamos removiendo para que se mezclen muy bien.

Cogemos el bol de las claras de huevo y las batimos bien hasta dejarlas a punto de nieve añadiendo, poco a poco el azúcar en polvo.

Pelaremos una naranja, sin estropear mucho la piel. Pues utilizaremos la cascara en nuestro postre. La forma será picando bien el exterior de la naranja, dejando parte de ella para crear tiras.

Estos trocitos picados de naranja los echaremos en la crema de chocolate. Una vez tengamos bien mezclado todo, incorporaremos las claras que ahora están hechas a punto de nieve. Mezclamos todo bien hasta que quede una crema regular, sin perder la esponjosidad.

Ponemos en un envase o fuente bonita, ya que será la presentación de nuestro postre. Lo adornamos con las tiras de naranja que habíamos reservado antes, ya sea poniéndolas todas en el medio, formando montones o en cruz.

Conviene tomar este postre frío, por ser más rico y para que coja consistencia, así que lo dejaremos reposar de 1 a 2 horas antes de tomarlo.

Conservación:

Es importante, al llegar huevo crudo, no tardar en tomarlo y mantenerlo refrigerado. Lo conveniente es tomarlo recién hecho y no guardar lo que sobre.