Postres-con-fruta-fresca-ideal-para-el-verano-2-640x288.jpg

Postres con fruta fresca, ideal para el verano

Mousse de sandía

Ingredientes:

1 sandia pequeña

3 cucharadas de leche condensada

½ kg de nata

1 naranja

Preparación:

Lo primero será elegir una sandía pequeña y refrigerarla en el frigorífico durante un día, para que esta bien fresca. La sacamos y cortamos en trozos pequeños, así nos aseguraremos de poder quitar todas las pepitas que encontremos. Reservamos.

Cogemos una naranja grande de zumo y la exprimimos. Si lo preferimos podemos usar un vaso de zumo concentrado, aunque siempre es mejor usar fruta fresca.

Echamos el zumo junto a los trozos de la sandía en un recipiente, al que añadiremos 3 cucharadas de leche condensada y la nata poco a poco. Con la ayuda de una batidora trituraremos los trozos de la sandía y conseguiremos que todos los ingredientes se mezclen bien.

Solo nos quedara verter el contenido del recipiente en unas bonitas copas de cristal y dejarlo reposar en el frigorífico una hora. Así se posara y conseguirá su textura característica. Cuando pase este tiempo estará listo para servir.

Podemos decorar este rico y refrescante postre con una ralladura de naranja, de limón, algo de nata montada o unos llamativos frutos rojos.

Melón sorpresa

Ingredientes:

1 melón grande

2 yogures naturales

250 gr de azúcar

4 cucharadas de nata

Un vaso de vino dulce (Oporto o Málaga)

Vainilla en polvo

Preparación:

Elegimos un melón que creamos que estará bien dulce. Lo metemos en el frigorífico para que este muy fresco en el momento de crear el postre. Cuando lo consideremos empezaremos a prepararlo.

Para empezar cortaremos el culo de uno de los laterales del melón.

Con la ayuda de un sacabolas o curada de helados iremos haciendo bolas y vaciando así la fruta de su cascara. Si no tenemos uno de estos instrumentos, siempre podremos hacer daditos o trocitos irregulares. A la hora de hacer estas piezas tendremos que evitar meter pepitas.

Conforme vaciemos iremos dejando la fruta en un bol. Cogemos el azúcar y lo espolvoreamos por encima, al igual que el vino que lo echaremos haciendo que se bañe todo. Guardamos en el frigorífico hasta que para macerar una hora.

Mientras preparamos una crema con los yogures, el resto de azúcar, una pizca de vainilla y la nata. Mezclamos bien. Cuando llegue el momento de servir escurriremos los trozos del melón bien y los ligaremos a esta crema que hemos fabricado. Con la ayuda de una cuchara iremos rellenando la cobertura del melón.